10 trucos de lenguaje corporal que todo presentador debe conocer

Por | 2017-08-23T20:55:23+00:00 julio 15th, 2015|Hablar en Publico, Preparacion, presentaciones|

lenguaje_corporal_presentaciones

Ya sabemos que cuando nos enfrentamos a una audiencia, nosotros mismos somos parte del mensaje. En esto, nuestro lenguaje corporal en nuestra presentación es crítico para transmitir confianza y credibilidad, para enfatizar nuestros mensajes durante nuestra presentación.

El mismo detalle debemos dedicarle tanto a nuestra presentación como a nuestro lenguaje corporal, pero sabemos que es necesario un esfuerzo adicional al utilizar nuestro cuerpo ya que acarreamos manías, tics o vicios que tenemos que controlar.

A continuación os dejo estos 10 trucos de lenguaje corporal que potenciarán tu presentación:

Abre tus brazos y tu pecho para generar una postura abierta

Una postura abierta fomenta la confianza y la credibilidad de tu audiencia. El tener lo brazos cruzados, las manos en los bolsillos o encorvar la espalda reducen esa capacidad de transmitir.

Tienes que intentar crear una postura “abierta”, la cual se define como: cabeza alta, columna recta, brazos abiertos y palmas de la mano orientadas hacia afuera, permitiéndote utilizar tus brazos y manos contantemente para realizar gestos que acompañen tus mensajes.

Si estás encorvado, con la mirada baja, etc… tus mensajes no se transmitirán con la misma confianza y credibilidad.

¡¡Sonríe!!

…pero sin parecer el “Joker”. Practica tu sonrisa en un espejo e intenta transmitirla con calidez. Un orador que sonríe transmite mayor empatía a sus oyentes.

Una sonrisa hace que tu audiencia se sienta más a gusto contigo y reduce barreras para recibir tus mensajes.

Usa tus manos y tus brazos para hacer gestos

Estos gestos ayudan a transmitir los elementos de tu mensaje. Imagina si hablas de algo pequeño, o muy grande. De un camino, algo que sube, algo que baja. Tus manos pueden acompañar con pequeños gestos, y evitar uno de los mayores problemas…el que hacer con las manos.

Respira hondo antes de comenzar

Oxigenarás tu organismo y eliminarás nervios. Los nervios se traducen en falta de credibilidad por parte de tu audiencia. Memorizar la apertura de tu presentación, las primeras 3 frases al menos, es importante, ya que es al principio donde tenemos mayores nervios.

Proyecta tu voz

Tu voz es la herramienta por la que les vas a contar los mensajes que quieres transmitirles para fomentar el cambio que quieres generar en ellos. Una voz demasiado baja evitará que tu audiencia recoja tus mensajes, pero una voz demasiado alta provocará un efecto de barrera a lo que quieres transmitir por exceso de agresividad en tu tono vocal.

Para tener un tono de voz medio y una alta sonoridad, practica respirando con tu diafragma al expulsar aire y utiliza sabiamente las pausas en tu speech para ayudarte a respirar.

No te quedes quieto…

…pero no corras una maratón. Permanecer demasiado estático, como si tus pies estuviesen pegados al suelo genera monotonía. Muévete en ciertos momentos de tu presentación para introducir dinamismo y hacer que tu audiencia se mueva contigo.

Mírales a sus ojos

La mirada es una de las partes más importantes de tu lenguaje corporal. Mirar directamente a la cara, a los ojos de tu audiencia (sin “fusilar” siempre a una persona) ayuda a conectar con ellos. No selecciones a una persona, sino que mueve tu mirada por toda tu audiencia para hacerles sentir involucrados en tus mensajes.

Señala las partes importantes

Cuando haya algún elemento en tus slides que destaque o signifique un elemento de información que debas destacar (en un gráfico, en una tabla, un dato, una imagen, etc…), señálalo directamente (sin meterte dentro de la slide) y habla de ello como si de una persona se tratara. Ayudarás a tu audiencia a mantener el foco en los elementos que necesites.

Usa las pausas

Las pausas en tu voz ayudan a resaltar los elementos más importantes, te ayudan a mantener los nervios y a respirar, ayudan a tu audiencia a mantener la atención (evitas la monotonía de una voz continuamente hablando).

El lenguaje corporal empieza desde que entras en la sala

No eres un actor que comienza su representación cuando comienza su presentación. Desde que entres en la sala, saluda a quien tengas en la primera fila, dales la mano, habla con ellos. Mantén tu lenguaje corporal desde el principio hasta el final.

Deje su comentario