5 trucos para enganchar la atención de tu audiencia

Por | 2017-08-23T20:55:31+00:00 febrero 26th, 2010|Uncategorized|

No pretendemos en un solo post resolver el gran problema de como mantener la atención de la audiencia durante una presentación, pero si que podremos hacerlo en varios posts.

En este primero queremos poner la atención en 5 trucos que sirven para que, a través del “body language” y usando la condición humana, hagamos que a nuestra audiencia le sea muy difícil perdernos de vista, ausentarse mentalmente o, el mayor miedo de un presentador, “blackberry time !!!”

#1 – No seas una estatua, MUÉVETE !

Solo hay una sola razón para no moverse cuando se está dando una presentación: Que sea en una mesa y a un numero de 1 a 5 personas. Esas no son las presentaciones a las que nos vamos a referir ya que eso son más “reuniones” y no tanto “presentaciones” a un publico o audiencia.

En estas ultimas solemos tener un proyector, pantalla, incluso un atril. Nada de eso nos impide movernos un poco por la sala. Usar el espacio. El cerebro humano está preparado para seguir objetos en movimiento y se ralentiza enormemente si los objetos son estáticos.

112-atril (1)

Podemos movernos de un lado a otro, de delante hacia atrás, con pasos cortos, utilizando nuestras manos, brazos, para expresar ideas y conceptos o señalar elementos de la presentación.

Todo de una forma sutil, nada de movimientos rápidos.

Conseguiremos que los asistentes nos tengan la atención necesaria cuando hablamos.

#2 – Usar un control remoto

El tener que estar pasando cada una de las slides “a mano” desde el laptop p desde el teclado de ordenador de la sala no es práctico. Es una acción repetitiva. Y, como ya nos estaremos imaginando, las acciones repetitivas…..perdida de atención. Además, rompen nuestro movimiento por la sala.

control-remoto-presentaciones

El uso de estos controles remotos (desde 20€ hasta 70€ en cualquier tienda de componentes de informática) es esencial ya que, además de poder pasar las slides, contiene 2 elementos que nos van a permitir mantener a nuestra audiencia despierta. El botón “Black” para esconder la presentación y hacer que nosotros seamos el único foco de atención, y el laser, para apuntar un punto esencial en la pantalla.

#3 – Control visual

Está demostrado que el contacto visual entre miradas es la forma más potente de atraer atención sobre una persona. Si una persona te mira a los ojos, te cuesta no tener la atención en esa persona. Cuando estamos realizando la presentación tenemos que intentar mirar a los ojos de los asistentes. Incluso poder identificar los colores de sus ojos si están lo suficientemente cerca. Esto genera una sensación de “interés” en la persona “observada” que será muy beneficioso en su nivel de atención.

Otro truco dentro del control visual es dividir la sala en cuatro sectores e ir dividiendo las miradas de sector a sector segun el sentido de las agujas del reloj. De esta forma repartimos las miradas, las “llamadas de atención” a todos los asistentes.

Parece incomodo pero despues de haberlo practicado en 2 o 3 presentaciones, sale practicamente solo.

4# – Usar bien los tiempos de la presentación

El inicio tiene que ser “potente”. Mensajes impactantes y un resumen/índice de los 2 o 3 grandes bloques que se van a ver en la presentación (bloques = ideas).

Tras ese inicio, está científicamente demostrado, a los 10 minutos nuestra audiencia va a comenzar a perder el interés. Tiene que ocurrir algo en ese momento. Una parada en las slides, una slide impactante, un comentario personal, una interacción con la audiencia en forma de preguntas o experiencias. Lo que sea, pero es necesario que estas paradas ocurran cada 10-15 minutos en la presentación en caso de que sea larga.

Una vez hemos pasado el bloque principal, es importantísimo que terminemos con un “recap” tan potente como el inicio. De esta forma la información, al repetirse, explicarse y recapitularse al final de la presentación, queda mejor registrada.

5# – Diviértete

Puede que el tema de la presentación no sea del todo agradable. Puede que sea algo que no parezca interesante. Pero TU eres el protagonista. En ese momento tienes a 10, 30 o mas de 100 personas escuchándote. Tienes que sentirte importante y disfrutar del momento.

Cuanto mejor te sientas tu, mejor transmitirás el mensaje a tu audiencia y , lo más importante: mejor se sentirá tu audiencia y se generará una complicidad contigo. Un puente entre “emisor” y “receptor que permitirá que las ideas fluyan sin dificultad.

Mantén una sonrisa, no muy forzada, pero constante. Utiliza las pausas inteligentemente (tras datos importantes). Ensaya comentarios graciosos. Agradece a toda tu audiencia tanto al principio como al final de la presentación su asistencia y muéstrate facilitador de la informacion.